INNOVACIÓN EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA: ENTRE LA REALIDAD Y LA UTOPÍA.

Artista: @FedericoClapis

El exponencial desarrollo tecnológico de las últimas décadas caracteriza la Cuarta Revolución Industrial. Este hecho histórico, del cual somos protagonistas, se contextualiza en una época marcada por transformaciones sin precedentes. Cambios demográficos, desplazamientos en el poder económico mundial, urbanización a gran escala, cambio climático y escasez de recursos naturales. Oscar Oszlak, uno de los intelectuales argentinos más reconocido en esta temática, señala: “(…) los cambios más dramáticos están ocurriendo en la tecnología, la digitalización y la ciencia, donde la disrupción se volvió exponencial, es decir, enfrentamos cambios cuyo ritmo crece en una proporción geométrica y no ya solo aritmética.”(Oszlak; 2020).

En un horizonte tecnológico plagado de posibilidades e incertidumbres,  observamos una creciente aceleración del ritmo con que se producen los cambios en el tiempo. En este contexto, Ian Pearson, reconocido físico y matemático que cuenta con un récord de 85% de aciertos en sus predicciones, ha pronosticado que hacia 2050 podremos observar 17 cambios significativos que confirmarían el carácter exponencial que ha adquirido el desarrollo en Ciencia y Tecnología.

PREDICCIONES TECNOLÓGICAS DE IAN PEARSON PARA EL AÑO 2050

En el libro “El Estado en la Era Exponencial”, Oscar Oslzak dedica un aparatado a reflexionar y constatar las predicciones tecnológicas de Pearson (2016):

1. LOS DRONES, FINALMENTE, COMENZARÁN A REALIZAR ENTREGAS DE MERCADERÍAS DENTRO DE LOS PRÓXIMOS DOS AÑOS.

En opinión de Pearson, su empleo se vería limitado por normativas que impedirían su generalización. A la fecha, la predicción parece cumplirse sin que las regulaciones impidan mayormente su difusión. La industria del delivery utiliza drones y robots para la entrega de paquetes, correspondencia, comidas y bebidas. Robots de Starship Technologies ya han hecho 50000 entregas en más de 100 ciudades de 20 países. Amazon puede transportar paquetes de dos kilos a una distancia de 24 km. Ya existen robots “con brazos y piernas”, capaces de sortear obstáculos, abordar vehículos autónomos y subir escaleras. Y se están realizando pruebas avanzadas con drones capaces de transportar cargas de gran volumen.

2. EN SEIS AÑOS, UN HYPERLOOP NOS TRANSPORTARÁ ENTRE DOS CIUDADES.

El hyperloop es un sistema que transporta pasajeros y carga mediante una cápsula propulsada a través de tubos de baja presión, capaz de desplazarse a la velocidad de un avión, reduciendo los viajes a minutos en lugar de horas. Hasta ahora, el proyecto ha probado prototipos, obtenido financiamiento privado e intentado obtenerlo también de los gobiernos. Además de los Estados Unidos, Rusia y la India están interesados en este medio de transporte. Pero los altos costos de infraestructura y el proceso de certificación, demorarán probablemente hasta 2030 el inicio de esta forma de transporte.

3. LAS MÁQUINAS PODRÍAN COMENZAR A PENSAR COMO HUMANOS, TAN PRONTO COMO EN 2025.

Pearson supuso, inclusive, que podrían hacerlo en 2020, a partir de que la herramienta DeepMind de Google, para esa fecha, habría adquirido “conciencia”, lo cual sería, según su visión pesimista, el comienzo del fin. El hecho es que DeepMind logró, en 2019, derrotar a dos campeones de deportes electrónicos (eSports), tras aprender a jugar al videojuego StarCraft II. Lo hizo a través del programa AlphaStar, basado en una red profunda de aprendizaje neuronal. De modo que, al menos en este caso, el avance tecnológico se adelantó a la predicción.

4. LOS VUELOS ESPACIALES DISEÑADOS PARA ENVIAR GENTE A MARTE PODRÍAN COMENZAR A PRODUCIRSE EN 2030.

Este pronóstico daba sustento a la intención de Elon Musk, otro gurú de la era exponencial, de organizar viajes espaciales tripulados por astronautas en 2024. Sin embargo, la NASA estima que recién a partir de 2030 podrá enviar estas misiones, siempre que puedan resolverse los problemas de radiación, microgravedad y aislamiento. Al parecer, las dificultades tornan menos optimista el pronóstico de Pearson.

5. LA PROSTÉTICA AVANZARÁ TANTO EN LA PRÓXIMA DÉCADA, QUE LE DARÁ A LA GENTE NUEVAS DESTREZAS FÍSICAS.

Citaba el caso de un joven biólogo al que se implantó un brazo biónico accionado por un dron personal. Contribuyen al desarrollo de esta tecnología la inteligencia artificial (en adelante, IA) y la impresión en 3D. En efecto, es cada vez más común que la tecnología biónica derribe las barreras físicas que enfrentan las personas discapacitadas, lo cual además de confirmar las predicciones de Pearson, plantea profundas cuestiones, tales como qué significa ser humano. Pero si bien el campo de la prostética controlada por el cerebro con feedback sensorial se va convirtiendo en realidad, sus altos costos, su relativamente escasa demanda y la dificultad de que las compañías aseguradoras aprueben los reembolsos, pueden limitar su adopción.

6. LA VESTIMENTA, EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS, PODRÍA DARLE A LA GENTE DESTREZAS SUPER-HUMANAS.

La profecía tomaba en cuenta el exoskeleton, traje creado por Hyundai, que hace más fácil levantar cosas pesadas. Pero además, Pearson concebía otras formas avanzadas de vestimenta, como calcetas que facilitan el caminar o correr; o un traje similar al de Spiderman, hecho de gel polímero, que aumenta la fuerza. Hoy, los creadores del exoskeleton sueñan con la posibilidad de que se pueda correr por un bosque todo un día sin experimentar cansancio y a más de 30 km por hora. Serviría también para aliviar la tarea de personas que trabajan todo el día de pie, como enfermeras, porteros o personal de vigilancia. Si bien es probable que esta tecnología siga avanzando, plantea cuestiones éticas respecto a si debe ser desarrollada y en qué circunstancias debería ser utilizada.

7. EN LA PRÓXIMA DÉCADA, LA REALIDAD VIRTUAL REEMPLAZARÁ A LOS LIBROS DE TEXTO.

La predicción se fundaba en la posibilidad de mostrar a estudiantes, “en vivo” (vía Realidad Virtual, en adelante RV), batallas del pasado; o de explorar la Gran Barrera de Coral, como ya lo hacía la versión beta de la aplicación Expedition, de Google. El tiempo parece darle la razón a Pearson. De acuerdo a un reciente trabajo de la Universidad de Warwick, la realidad virtual es un método de enseñanza mucho más atractivo y emocionalmente positivo que el aprendizaje a través de videos y libros de texto. Según los académicos de dicha universidad, la realidad virtual tiene un gran potencial para suplementar o reemplazar los métodos tradicionales de enseñanza y crear nuevas experiencias. Esta conclusión se obtuvo a partir de una investigación experimental realizada con estudiantes expuestos a enseñanza con RV, textos y video (Allcoat y Von Muhlenen, 2018).

8. LOS SMARTPHONES SE VOLVERÁN OBSOLETOS HACIA 2025.

Se burlarán de quien todavía utilice uno de esos aparatos. También en este caso, ello ocurriría gracias a los avances en la realidad aumentada. Pearson agregaba que en la próxima década sería posible encender una pantalla en un pequeño brazalete o pulsera, lo que tornaría innecesario llevar consigo el aparato celular. Basaba su predicción en el hecho de que la compañía Magic Leap ya estaba desarrollando esa tecnología. Hoy, gigantes como Apple, Microsoft, Google y Facebook compiten para lograr este reemplazo. Se prevé que consistan en cristales de realidad aumentada muy sofisticada que trasladarán la pantalla desde las manos, para fijarla permanentemente frente a la cara, convirtiendo a los consumidores en ciborgs (mitad robots, mitad humanos). Una tecnología que, como la describiera el tecnólogo Mark Pesce, ofrece a cada uno “una visión privada de su propia realidad”, llegando al límite de que el mundo se convierta en la pantalla, algo en cierto sentido, terrorífico. Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, actualizó la predicción de Pearson, anticipando que la nueva tecnología estaría disponible tan temprano como 2022. Más aún, el CEO y creador de Magic Leap, Rony Abovitz, redobló la apuesta reiterando su convicción de que algún día, sus anteojos Goggle reemplazarán a los teléfonos, la TV, las laptops y las tablets.

9. EN LOS PRÓXIMOS 10 AÑOS, LOS VEHÍCULOS AUTÓNOMOS SE HABRÁN DIFUNDIDO.

Tal vez seguirán teniendo la forma de un automóvil actual o la de una sencilla caja de acero capaz de transportar personas, señalaba Pearson. Pero con el enorme número de empresas que ya estaban experimentando con esa tecnología, era bastante previsible que esos vehículos estuvieran disponibles en una década. Pearson confiaba más en un sistema de contenedores que operaran conjuntamente que en vehículos sin conductor, a los que consideraba más costosos y complicados. Pues bien, múltiples predicciones más actualizadas anticipan que estos vehículos estarán funcionando en los próximos 2 o 3 años. Waymo, compañía de Google, acaba de anunciar que pronto, sus primeros vehículos estarán recorriendo las calles de Los Ángeles para mapear la ciudad. Pero las predicciones de las 11 compañías que lideran el desarrollo de estos vehículos, manifiestan diferentes expectativas respecto de la fecha en que circularán plenamente de forma autónoma y sin conductor, ubicándola entre 2020 y 2030, con lo que tenderían a coincidir con Pearson.

10. EN 20 AÑOS, LAS IMPRESIONES EN 3D PODRÍAN SER EMPLEADAS PARA CONSTRUIR UN MAYOR NÚMERO DE CASAS.

En 2016, ya se había iniciado una carrera para construir la primera casa mediante impresión 3D. Por entonces, la compañía china Winsun anunciaba que utilizando esa tecnología había construido 10 casas en un día, a un costo de 5 000 dólares cada una; y un profesor de la Universidad de Southern California trabajaba en una impresora 3D gigante, capaz de construir una casa entera, con conductos eléctricos y de plomería incluidos. Hoy esa predicción es una realidad y no habrá que esperar dos décadas para que se generalice. Icon, una empresa fabricante de impresoras 3D, consiguió producir una pequeña casa de 32,5 m2 en 48 horas, a un costo de 10 000 dólares y trabajando al 25% de su capacidad. Con su nueva versión de impresora y uso total de capacidad instalada, podría producir la misma casa en solo 24 horas y a un precio de 4 000 dólares. Gran número de firmas de Dinamarca, Francia, Italia, Rusia, Eslovenia, Holanda y los Estados Unidos, ya ofrecen estas impresoras para la construcción, con gran variedad de precios, tamaños, materiales y tecnologías.

11. A PARTIR DE 2030, LAS PERSONAS PODRÍAN COMENZAR A UTILIZAR ROBOTS PARA LAS TAREAS DEL HOGAR Y PROPORCIONAR ACOMPAÑAMIENTO TERAPÉUTICO.

Para Pearson, la difusión de los robots tendría como principal objetivo servir de compañía, dado el creciente número de personas que viven solas. Al momento de formular esta predicción, Toyota anunciaba planes para asistir a la gente en sus hogares. Los desarrollos, desde entonces, anticiparon en una década el pronóstico del futurólogo. Actualmente, existen robots con aspecto humanoide y otros, que parecen platillos voladores o aspiradoras. Facilitan las tareas del hogar o procuran compañía, seguridad, asistencia o entretenimiento. Algunos limpian pisos, cortan el césped o mantienen el aseo de las piscinas; también siguen a sus dueños con cargas pesadas en el supermercado, el aeropuerto o el hogar.

12. HACIA 2045, PODRÍAMOS VIVIR EN UN MUNDO VIRTUAL TIPO MATRIX.

Pearson aludía al filme que describe un futuro en el que la realidad percibida por los humanos es simulada por máquinas que pacifican y someten a la población. Basaba su pronóstico en los avances en nanotecnología, que harían posible conectar el cerebro humano a computadoras y vivir en un mundo simulado. Elon Musk, CEO de Tesla, era quien había sugerido esta idea a partir de su concepto de “hilo neural”, un sistema cerebro-computadora sin cables que adicionaría una capa digital de inteligencia a nuestro cerebro. Pues bien, parecería que no habrá que esperar tanto: Elon Musk acaba de presentar en la Academia de Ciencias de California el nuevo Neuralink, un hardware que parece ser, a la vez, una herramienta de última generación para comprender el cerebro, un avance clínico para personas con desórdenes neurológicos o el próximo paso de la evolución humana. En su presentación anunció que un mono ya había sido capaz de controlar un ordenador con su cerebro. Neuralink realiza una cirugía no invasiva con un robot tipo “máquina de coser”, capaz de implantar en el cerebro hilos de un cuarto del diámetro de un cabello humano. Al penetrar en el cerebro, enviarán información a un pequeño procesador conectado mediante una app a nuestro móvil. En el segundo trimestre de 2020 comenzarán pruebas con humanos.

13. TAMBIÉN HACIA 2045, LA GENTE PODRÍA CONVERTIRSE EN CYBORGS (MITAD ROBOT-MITAD PERSONA).

Si para entonces se consigue vincular los cerebros a computadoras, podría utilizarse la misma tecnología para producir esa suerte de “centauro” tecnológico. Pearson suponía que la mayor dificultad estribaría en restricciones gubernamentales a su uso. Difícilmente se permitirían soldados tecnológicamente “mejorados”, con mentes super-avanzadas; o ejecutivos conectados a máquinas. A mediados de 2018, Pearson precisó más su pronóstico y ajustó las fechas: cuando el 99% de la mente funcione digitalmente en “la nube” (y no en “las nubes”), el paso siguiente, si uno se preparó y ahorró lo suficiente, sería conectarse a un androide para usarlo como el propio cuerpo y, de ahí en más, asistir al propio funeral y seguir adelante, siendo “como antes”, sólo que más joven y con un cuerpo mejorado. Eso sí, ocurriría recién en 2050. Ciencia ficción o no, ya el cine ha creado la ilusión de un mundo semejante.

14. HACIA 2040, LA GENTE PODRÁ CONTROLAR A TRAVÉS DE LA IA TODOS LOS ARTEFACTOS DE SU HOGAR.

 Hoy, con el reconocimiento facial y de voz, esto ya es en parte realidad, lo que seguramente anticipará en mucho la predicción de Pearson. Se habla actualmente de smart homes, u hogares inteligentes, donde a diferencia de lo que ocurría poco tiempo atrás, ya no es necesario programar robots y dispositivos de la casa para controlar el riego, la iluminación, el cierre de puertas y ventanas o la temperatura, ya que han comenzado a comercializarse productos que incluyen IA para hogares inteligentes. El proceso de integración del cableado y dispositivos demandará todavía unos años, pero los costos de programación podrán distribuirse entre los clientes y usuarios de esos productos inteligentes. Existen, no obstante, riesgos para la privacidad de los usuarios, ya que la información podría ser hackeada. Un ladrón potencial podría llegar a conocer las preferencias y rutinas del hogar, lo que genera problemas de ciberseguridad.

15. EDIFICIOS SUPER-ELEVADOS PODRÍAN FUNCIONAR COMO MINI-CIUDADES EN LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS.

Esta predicción se basó en un difundido informe (Smart Things Future Living) que produjo la empresa Samsung en 2016. El informe imagina rascacielos gigantes, que podrían albergar ciudades enteras, a partir del desarrollo de tecnologías a base de nanotubos de carbono e hilos de diamante Nano, con las que podrían crearse potentes megaestructuras que superarían con creces los rascacielos de hoy. El futuro imaginado por Samsung orilla la ciencia ficción y se extiende al próximo siglo. Sin perjuicio de retomar el tema en otra sección de este libro, señalo que la tendencia a construir edificios de una elevación desconocida hasta hace poco se está extendiendo a raíz de la aceleración del proceso de urbanización, la creciente demanda constructiva y los avances tecnológicos. La Jeddah Tower, en Arabia Saudita, que estará habilitada en 2021, será, con 167 pisos, el edificio más alto del mundo. Pero la Sky Mile Tower de Japón, con 1 700 metros de altura, será considerablemente más alto si llega a completarse dentro de unos 30 años. China no se queda atrás y, de hecho, pronto dos tercios de todos los edificios más elevados del planeta estarán en Asia. Hasta se ha llegado a concebir el X-Seed 4 000, un gigantesco edificio con la forma del Monte Fuji, donde podrían vivir más de un millón de personas. Si bien se alcanzaron a diseñar sus planos, lo más probable es que nunca sea construido.

16. HACIA EL AÑO 2050 DEPENDEREMOS TOTALMENTE DE ENERGÍAS RENOVABLES.

Solo se requerirán combustibles fósiles para la aviación. Cableados submarinos harían posible el uso de energía solar desde lugares como el desierto del Sahara y este recurso alcanzaría una enorme difusión. Las granjas solares en el Sahara podrían estar disponibles, tal vez, en 2030. La fisión nuclear brindaría energía domiciliaria en 2045 y un lustro más tarde, dejarían de utilizarse totalmente las fuentes de energía no renovables. La evidencia actual es que los fotovoltaicos solares y el viento constituyen las opciones preferidas del sector de la energía, con un creciente número de países que generan más del 20% de su electricidad a partir de estas fuentes.

17. EL TURISMO ESPACIAL SERÁ POSIBLE EN 2050, PERO SÓLO PARA LOS RICOS.

Pearson se basaba en los planes de dos compañías, Blue Origin y SpaceX, para posibilitar, tecnológicamente, esta opción turística. Hoy son 12 las empresas que compiten en una carrera para alcanzar esta meta y, al parecer, la posibilidad está mucho más cerca de lo previsto. Ya es posible adquirir un pasaje o hacer una reserva de viaje. Virgin Galactic fijó una tarifa de 250 000 dólares y más de 650 personas han hecho reservas para vuelos futuros. Blue Origin cobraría una tarifa similar, pero la tecnología que emplearía sería diferente. También hay empresas que proponen construir “hoteles” espaciales adyacentes a la Estación Espacial Internacional, como Bigelow Aerospace, Orion Span o Axiom Space, las que por la módica suma de entre 10 y 55 millones de dólares, prometen acomodar turistas durante una a dos semanas, previo entrenamiento intensivo. 2021 o 2022 serían las fechas más próximas para iniciar estos viajes, lo cual anticipa en décadas el pronóstico de Pearson.

BIBLIOGRAFÍA

Oszlak, Oscar. El Estado en la era exponencial. – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Instituto Nacional de la Administración Pública – INAP, 2020.

Publicado por Camila De Benedetti

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Escritora, periodista, ghostwriter / escritora fantasma y creadora de contenido freelance. Twitter: @DettiMila Mail: camidb88@gmail.com

14 comentarios sobre “INNOVACIÓN EN CIENCIA Y TECNOLOGÍA: ENTRE LA REALIDAD Y LA UTOPÍA.

  1. davvero interessante questo articolo, io adoro la tecnologia e il futuro! 👍👍👍👍 Solo una cosa non mi convince, quella della scomparsa dei cellulari, così in breve tempo, a mio avviso occorreranno ancora diversi anni prima che vengano soppiantati da altre tecnologie visive…😉👍

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Dios mío, en alguna parte, ayúdanos si las máquinas empiezan a pensar como humanos! Es un punto discutible que los humanos ya sean los menos capaces de pensar, ya que esa capacidad ha seguido el camino de un appéndix funcional. Pero si las máquinas (computadoras) comenzaran a funcionar a un nivel cognitivo equivalente a la mayoría de los humanos, no solo los humanos, sino las máquinas, están condenados.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: